Blogia
INSURRECCIÓN PERMANENTE

NECHAYEV

Nechayev

El Revolucionario es un hombre dedicado.
Carece de inclinaciones personales
No tiene negocios
Ni emociones
Ni ligaduras
Ni propiedades ni siquiera un nombre.

Todo en él está subordinado a un sólo logro,
A un solo pensamiento
Y a una sola pasión,
La Revolución…
Ha roto todos los lazos que lo ataban al orden social
Y al mundo cultivado,
Con todas sus leyes, costumbres y su moral…

El revolucionario desprecia la opinión pública…

Moral es todo aquello que obstruye su camino…
Noche y día debe tener un solo pensamiento,
Un solo objetivo,
La destrucción despiadada…
Y siempre debe estar dispuesto a destruirse a si mismo
Y a destruir con sus propias manos a cualquiera
Que se interponga en su camino.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

juan -

pablo: avivate de una vez.
Ni dios, ni estado, ni patrón.

Rogelio -

tienes toda la razón más aún cuando lo libertario se diluye en ideas sin asidero real.

pablo -

Un buen ejercicio es reemplazar la palabra "Revolución" por "Dios", "Divinidad" o "Ley Divina", incluso por "Patria", "Nación" o "Familia". ¿No hace el nacionalista o el verdadero cristiano una vida igual que la descrita más arriba?

"Una de las falencias de lo libertario es no liberarse de sí mismo"

Salud y Libertad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres